UNDECA exige el pago inmediato de ajuste salarial del año 2020

Exactamente hoy hace 6 meses se publicó el decreto que materializó el ajuste por costo de vida para el año 2020, que, aunque mantiene la perdida sostenida del salario real de las personas trabajadoras del sector público, fue pactado en la Comisión de Salarios del Sector Público.

UNDECA demandó el día de hoy en oficio dirigido a las señoras Giannina Dinarte Romero, Ministra de Trabajo y Seguridad Social, Pilar Garrido Gonzalo, Ministra de Planificación y Política Económica y al señor Elian Villegas Valverde, Ministro de Hacienda, exigiendo el pago inmediato del ajunte salarial para el sector público del año 2020.

UNDECA fue enfático en señalar, que a pesar de que fue precisamente el gobierno quién impuso el precario ajuste, el mismo poder Ejecutivo ha realizado toda clase de artificios para no pagarle el exiguo ajuste a las personas trabajadoras del sector público, hoy avocados a atender la pandemia por COVID-19, a riesgo de sus propias vidas y de sus familias.

El gobierno incluso ha utilizado en su cruzada a la misma Procuraduría General de la República, pero, derogar el decreto resulta inconstitucional y manifiestamente ilegal, porque violentas disposiciones del Código de Trabajo, ya que los acuerdos pactados son vinculantes.

El ajuste salarial fue pactado con los sindicatos en el seno de esa Comisión, por lo que exigimos el pago inmediato del ajuste salarial a las personas trabajadoras del sector público.

San José, 17 de junio 2020.

12 de junio: Día mundial contra el trabajo infantil

Federación Sindical Mundial, FSM: El trabajo infantil es un fenómeno global negativo, una enfermedad que afecta a todos los continentes, con los países menos desarrollados a la cabeza, pero ningún país está excluido.

No es casualidad que de los 218 millones de niños de 5 a 17 años que trabajan en todo el mundo, 72,1 provengan de África y 62,1 millones de Asia, seguidos del continente americano con 10,7 millones, los Estados árabes con 1,2 millones, mientras que en Europa y Asia central se han contado más de 5,5 millones de niños víctimas de trabajo infantil.

Debido a la pandemia de COVID-19 y la crisis global causada por la cuarentena impuesta a todos los países del mundo, más niños fueron forzados al trabajo infantil, al ser presa fácil del apetito de las grandes empresas, quienes quieren así reducir las pérdidas de sus ganancias.

Sin embargo, la inclusión de niños en la fuerza laboral no es un fenómeno de los últimos años, ni siquiera del siglo actual. Es un problema que surgió desde mediados del siglo XIX, cuando la revolución industrial necesitaba mano de obra aún más barata. A medida que el capital se acumula en algunas multinacionales que dominan el mundo entero, la necesidad de mano de obra barata se vuelve aún más urgente.

Entonces, hoy, a principios del siglo XXI, con todo el desarrollo de la tecnología y la ciencia que permitiría a todos los niños del mundo disfrutar de su infancia, ir a la escuela y tener una cobertura médica completa, estamos viendo la intensificación de trabajo infantil y la proliferación de niños-víctimas de accidentes de trabajo.

La eliminación de este fenómeno atroz no se puede dejar a las acciones individuales de algunas ONG sospechosas ni a la proclamación de un Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Ni es suficiente un observatorio internacional que simplemente registrará el fenómeno y las estadísticas. Debe haber una acción coordinada, movimiento reivindicativo y militante, sindicatos que presionen a los gobiernos de sus países hasta que dejen de ocupar niños en las fábricas, en las minas, en las grandes plantas agrícolas de las multinacionales, es decir, para detener la esclavitud infantil.

La Federación Sindical Mundial, con más de 100 millones de miembros de 130 países, que este año cumple 75 años de vida y acción, tiene una demanda constante y duradera para la abolición del trabajo infantil. Pero el movimiento de clase representado en todo el mundo por la FSM, no se hace ilusiones de que el trabajo infantil puede eliminarse por completo si no se elimina el sistema que lo produce: el capitalismo.

Estamos luchando por un sistema sin explotación del hombre por el hombre, donde los niños vivan como niños y no como pequeños esclavos. Exigimos de inmediato:

• Abolición por ley del trabajo infantil en todos los países del mundo, con multas estrictas y cierre de la empresa donde se encuentra una violación.

• Financiación de la Educación Pública, a fin que todos los niños tengan acceso gratuito al sistema educativo.

• Atención médica universal y gratuita para todos los niños en todos los países del mundo.

• Utilización óptima del tiempo libre de los niños en actividades que desarrollarán sus habilidades y destrezas.

Todas las demandas anteriores, que son constantes de la FSM, no son solo una lista de deseos, sino un marco de acción al que sus sindicatos miembros y amigos han servido consistentemente todos los años anteriores y continúan hasta el derrocamiento final de este sistema inhumano y podrido que causa todo el sufrimiento de la clase obrera y los estratos populares.

Secretariado FSM

UNDECA: Del derecho a salud pública a un lucrativo negocio

Con el lema: “INDUSTRIA DE LA SALUD: REACTIVACIÓN ECONÓMICA Y BIENESTAR PARA COSTA RICA” y el simposio   “ALIANZAS PUBLICO-PRIVADAS EN SALUD”, La EXPOMED 2019, expone abiertamente este jueves 28 de noviembre, las intenciones de formalizar y justificar la privatización de la salud como una industria y no como un derecho de todos.

Los sectores empresariales de salud, aparentemente en conjunto con las más altas jerarquías de la CCSS y el Ministerio de Salud, realizarán esta actividad para promover el traslado de recursos públicos a bolsillos privados.

Las “alianzas público privadas” en Costa Rica, en el caso de infraestructura nacional han generado muchas denuncias por aparente corrupción. Recientemente el Informe del BID “Mejor gasto para mejores vidas” (2018) señaló que los políticos, en conjunto con empresarios corruptos, le roban al Estado Costarricense casi $3.000 millones., 4.7% del PIB, con sobregiros, proyectos y contratos ruinosos en obra pública, en compras de bienes y servicios. 

La actividad de este jueves bajo el nombre: “Industria de la Salud; reactivación económica y bienestar para Costa Rica” EXPOMED 2019, es auspiciada por la Cámara empresarial de salud y supuestamente por la Caja Costarricense de Seguro Social, generando una justificada preocupación, por cuanto las experiencias en Latinoamérica con respecto a este tipo de prácticas empresariales han sido un total retroceso en el derecho a salud de los pueblos.

Este es un nuevo intento de avance en la mercantilización de la salud y un retroceso histórico en el modelo de salud público y solidario de la benemérita CCSS, por lo que llama la atención que en la actividad participen el Presidente Ejecutivo, Román Macaya Hayes, el Gerente General Dr. Roberto Cervantes Barrantes, la Gerente de Infraestructura y Tecnologías Gabriela Murillo Jenkins, el  Dr. Mario Ruiz  Cubillo Gerente Médico de la CCSS, así como el Ministro de Salud, Dr. Daniel Salas y la señora Dyalá Jiménez, Ministra de Comercio Exterior, por cuanto podría entenderse que se pretende legitimar espacios privatizadores para lucrar con el derecho a la salud.

Posicionar la idea de que el negocio de la salud es una alternativa para la reactivación económica, sienta un grave precedente contra la CCSS, porque es claro que el interés empresarial no es beneficiar a los pacientes sino lucrar con la salud. UNDECA condena cualquier intención privatizadora de la CCSS por parte de la clase político empresarial o del gobierno de turno. Alertamos al pueblo costarricense y llamamos a prepararnos para defender la institución de opacas estrategias y pretensiones.

Bicentenario: aboliendo las libertades democráticas y destruyendo el estado social

BUSSCO y UNDECA no pactaron ningún proyecto con los diputados

Desde que se presentó el año pasado, UNDECA ha rechazado rotundamente la iniciativa de la clase política empresarial (diputado Carlos Ricardo Benavides (PLN), bautizado con el fraudulento nombre de Proyecto de ley para brindar seguridad jurídica sobre la huelga y sus procedimientos.

La iniciativa y su texto sustitutivo reafirman el prejuicio, odio y reacción visceral de diputados neoliberales, contra los sindicatos que convocamos la huelga contra el funesto Combo fiscal en el 2018, mismo que fue dictaminado en este mes, mientras se ejecutaba la huelga de las y los trabajadores de la CCSS.

Este proyecto plantea una afrentosa contrarreforma de varios artículos del Código de Trabajo que contraviene flagrantemente los principios de Libertad Sindical, el Derecho de huelga y la propuesta social.

La verdad es que no sólo se trata de impedir las huelgas, sino de abolir las libertades públicas de libre expresión, manifestación y protesta social, para que los grandes negocios del empresariado y las imposiciones de los organismos financieros internacionales no vayan a tener ninguna resistencia popular.

Iniciativas como la presentada, por la diputada Franggi Nicolás (PLN) y otros diputados que pretendía corregir los excesos del proyecto del diputado Benavides, fue inmediatamente enterrada.

La reforma prohíbe la huelga contra cualquier política socioeconómica que afecte al pueblo, rebaja los salarios a la clase trabajadora de forma retroactiva, prohíbe el derecho a huelga en la mayoría de servicios públicos, catalogándolos de “manifiestamente ilegal” y los plazos y requisitos violentan garantías constitucionales.

Hace algunas semanas inició un proceso de supuesto diálogo, en la sede de la OIT, y fuimos convocados cuando ya estaba avanzada la discusión, participando con el propósito de plantear propuestas serias que rescataran y salvaguardaran el derecho de huelga, no sólo de los empleados públicos, sino también de las personas trabajadoras del sector privado.

Nuestra expectativa era promover un proceso de diálogo abierto, transparente y propositivo, que después de algunas reuniones nos convencimos que la intencionalidad de los legisladores era muy diferente, cuyo producto final nos llegó a dar la razón. 

En una de las reuniones, la representación de BUSSCO planteó a los otros sindicatos el retiro de la mesa, por la presión manifiesta que los diputados estaban imponiendo, con la finalidad de lograr una prórroga del dictamen, reincorporándonos una vez que se cumplió este objetivo.

No obstante, manifestamos que nuestro retorno quedaba condicionado a que se desconvocara el proyecto de ley de la corriente legislativa, que consta en oficio enviado al Ministro de Trabajo.

A raíz que el Poder Ejecutivo no desconvocó el pernicioso proyecto, continuó con su curso frenético, la ausencia de un debate público y que no existía oportunidad, ni tiempo, de discutir temas muy sensibles, nos retiramos, en definitiva, de esa Mesa.

Desmentimos a aquellos a diputados que han sostenido que el dictamen que aprobó la Comisión Antihuelgas fue consensuado con los sindicatos. Por lo menos, BUSSCO y UNDECA nunca consensuamos ni pactamos absolutamente nada, ni consta ninguna firma que avale acuerdo de ninguna especie.

El texto construido y defendido por el PLN, PUSC y PAC y otros partidos, en debate en la Asamblea Legislativa refleja su contenido autoritario y represivo, enerva el derecho humano fundamental a huelga, criminaliza las libertades públicas, dejando en absoluta indefensión a la clase trabajadora y al pueblo costarricense, frente a un capitalismo salvaje que atenta contra el Estado Social y Democrático.

¡Mantenemos nuestra firme oposición al proyecto 21049!

San José, 27 agosto de 2019.

Galería de fotos: Gran manifestación de trabajadores de la CCSS

Majestuosa manifestación de los trabajadores de la Caja Costarricense de Seguro Social, CCSS, deja en ridículo a los grandes medios comerciales de comunicación.

Con representación de trabajadores, solamente del área metropolitana, UNDECA y otras organizaciones sindicales de la Caja demostraron la fuerza del movimiento de la clase trabajadora en defensa de la institución y de sus derechos laborales.

Una vez más, los grandes medios de comunicación quedan al descubierto con sus informaciones que no representan la realidad de lo que acontece.

Costa Rica en Congreso Mundial FSM


El objetivo de la actividad es analizar la situación de la mujer trabajadora alrededor del mundo y definir estrategias para alcanzar una mayor igualdad y justicia social.

De Costa Rica participan las compañeras Marcela Hernández y María José Núñez de UNDECA, Susan Quirós de UNT, Johanna Pérez y Mauren Araya de Sibanpo y Yolanda Varela de Siprocimeca.

Por derechos reales para la mujer trabajadora

“La participación de la mujer a nivel sindical es de vital importancia, ya que la misma puede reconocer una condición estructural que subordina, excluye, discrimina, discrimina o facilita desigualdades, inequidades o prácticas de control, dominación o violencia por razones de género. La reivindicación de las mujeres trabajadoras y la propuesta de su desarrollo integral, así como ejercer la libertad sindical encuentra su oportunidad en los sindicatos”, indicó Marcela Hernández de UNDECA en el Congreso Mundial de Mujeres Trabajadoras de la Federación Sindical Mundial, que se realiza del 8 al 10 de marzo en Panamá.

Tica electa en Comité Mundial de la Mujer Trabajadora

UNDECA concluye una exitosa participación en el Congreso Mundial de la Mujer Trabajadora, con la elección de la compañera Marcela Hernández como miembra del Comité Mundial de Mujeres Trabajadoras de la Federación Sindical Mundial (FSM).

Un logro más de nuestra organización en la representación y defensa de los derechos de la clase trabajadora femenina.