UNDECA: “No pretendan privatizar servicios fundamentales del Hospital México”

Undeca exige el cumplimiento de los acuerdos sobre estos servicios esenciales para el pueblo costarricense.

Con una posición firme, en contra de la privatización de servicios en el Hospital México, Undeca participó este viernes 22 de enero en una reunión virtual con autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social, CCSS, y dar seguimiento, pero a la vez exigir que se cumplan acuerdos a efecto de mejorar al clima organizacional y condiciones laborales de trabajadores en diferentes servicios, así como acuerdos en contra de la privatización.

Con el compromiso de una nueva reunión para el próximo 16 de febrero y con la presencia del Dr. Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja, UNDECA y las organizaciones sindicales presentes exigimos mayor transparencia y un alto a la intención de tercerización de servicios, así como al cumplimiento de acuerdos anteriormente asumidos por ambas partes.

UNDECA seguirá firme en defensa de nuestros afiliados y en general de toda la fuerza laboral de la CCSS.

El proyecto de ley marco de empleo público no cumple con estándares internacionales del Estado democrático

Por: Manuel Hernández *

“El FMI nos jode a todos. No solo a las camareras”, A PROPÓSITO DE LA REACCIÓN DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

La Jefa de la Misión del FMI para Costa Rica, en una reunión virtual que celebró con los sindicatos, el viernes de la semana pasada, advirtió: “Lo que se analiza es la oferta del gobierno para garantizar la sostenibilidad de la deuda, no se solicitó vender activos, ni ninguna otra condición”. Así de simple y terminante.

El Gobierno, desmentido por el propio FMI, para salir de paso del traumático trance, no acató más que decir que el Proyecto de ley marco de empleo público se ajusta a los estándares internacionales.

Recurriendo a este improvisado argumento, el Gobierno intenta justificar su obsesiva empresa de hipotecar el futuro de nuestras próximas generaciones, pero lo cierto es que este proyecto está muy lejos de adecuarse a los estándares de la comunidad internacional.

Desde el punto de vista normativo, por lo menos por tres razones, esa inopinada respuesta oficial se puede desvirtuar: En primer lugar, un estándar universalmente admitido es el Estado de Derecho, más aún, el Estado democrático.

El Estado de derecho democrático se funda en los principios de igualdad, libertad, respeto de los derechos adquiridos, división de poderes, justicia social, redistribución de la riqueza, reparto del poder político y reconocimiento de la interlocución de los actores sociales.

El proyecto de empleo público quiebra este estándar internacional, porque funda un nuevo Leviatán, de carácter totalitario, que tendrá bajo su dominio la gobernanza absoluta de la relación de empleo público, eliminando radicalmente la participación de los agentes sociales que representan los intereses colectivos de las y los empleados públicos.

El proyecto violenta el principio de división de poderes, base de la arquitectura del Estado Liberal, sometiendo el Poder Judicial a las políticas del gobierno de turno.

Además, infringe el principio de respeto de los derechos adquiridos y situaciones jurídicas consolidadas, porque de manera coactiva los y las funcionarias que actualmente tienen el esquema de salario compuesto (base más pluses) son trasladados al esquema de salario único global.

Se desatiende, entonces, aquel estándar internacional porque el Estado de derecho se transmuta en un Estado de derecha antidemocrático.

En segundo lugar, un estándar internacionalmente reconocido consiste en que las personas trabajadoras tienen derecho a un salario justo, decoroso, que garantice la satisfacción de sus necesidades materiales y culturales, y las de su familia.

El reconocimiento de un salario justo implica que, por lo menos, el valor real de las remuneraciones no se devalúe en el tiempo.

Este estándar está incorporado en múltiples instrumentos internacionales de Derechos Humanos.

El proyecto lesiona este otro estándar, porque reduce los salarios de los servidores, a expensas del salario único global y, además, produce un estancamiento de las remuneraciones en el largo plazo, que terminará destruyendo el valor real de sus ingresos.

Por último, otro estándar de la comunidad internacional es la negociación colectiva de las condiciones de trabajo, contemplado en varios pactos internacionales de Derechos Humanos y en los siguientes convenios de OIT: N°98, 151 Y 154.

Estos convenios establecen los estándares internacionales en materia de negociación colectiva en la Administración Pública.

Este estándar se ha concretado en reiterados pronunciamientos de los órganos de control de OIT, que han advertido a los Gobiernos de Costa Rica, desde el año 2000, hasta la Administración actual (CEACR/CR/2020), que la prohibición generalizada de la negociación colectiva en los servicios públicos no es compatible con los principios de libertad sindical.

El proyecto tampoco se adecua a este otro estándar internacional, porque prácticamente hace imposible la negociación colectiva en la Administración Pública; amén de varias mociones que están en la tenebrosa corriente legislativa, que de manera expresa pretenden que se prohíba de un solo zarpazo este derecho fundamental.

Por las anteriores razones se puede sostener, de manera contundente, contrario a la réplica del Gobierno, que el Proyecto de ley de empleo público se desvincula manifiestamente de los estándares internacionales reconocidos por la comunidad global civilizada.

La Misión del FMI, no obstante su Manual ideológico, debe comprender que el espurio proyecto carece de legitimidad democrática.

__________________
*Asesor Legal de UNDECA

Percepción Misógina no desmerita nombramiento de compañera Marta Rodríguez González


Llama la atención la “particular” preocupación de un grupo de sindicatos (ANEP, AESS, UNTRAPP, SINTRASAS, SINTAF, SISS, SIFUPCR, ASNISS) por el nombramiento pro tempore, de la compañera Martha Elena Rodríguez González, en la Junta Directiva de la CCSS, quienes pretenden echar atrás dicha designación.

Cuestionan en su “argumentación” que un trabajador de la Caja pueda y tenga la posibilidad de ser miembro de la Junta Directiva. Cierran de un tajo con su posición, la posibilidad de que un funcionario de la Institución represente los intereses del sector laboral, en esta importante instancia política, como si ser trabajador de la Caja fuera un delito.

Obvian la jurisprudencia existente y que no es la primera vez que un trabajador de la Institución ocupa una silla en la Junta Directiva, (representando los intereses patronales y de gobierno de turno, año 2013)…

Entonces la pregunta a estos sindicatos que se autodefinen “defensores de los trabajadores” es: ¿si ya trabajadores de la CCSS han ocupado cargos de Junta Directiva, que hace diferente este nombramiento?…

Si bien es procedente que las organizaciones ejerzan una función fiscalizadora que cuestione o impugne decisiones, es deplorable y vergonzoso el evidente ensañamiento en contra del nombramiento de la compañera, actitud a todas luces misógina y machista por ser una mujer, por cierto, de incuestionable trayectoria y no uno de ellos, quien ocupe tan importante cargo.
Contradictoria sin duda la posición de esta dirigencia…

UNDECA y las Organizaciones sindicales y sociales que conforman el BUSSCO, no omiten reiterar su apoyo incondicional a la compañera Martha Elena Rodríguez González, quienes estamos seguros representará con beligerancia e hidalguía los intereses de los trabajadores, la seguridad social y la Institución de todos, la CCSS.

Juramentan a Marta Rodríguez González en la Junta Directiva de la Caja

La compañera Marta Elena Rodríguez González fue juramentada, la tarde del lunes 11 de enero del 2021, como nueva representante de la clase trabajadora y organizaciones sindicales en la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social, CCSS.

La Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social, UNDECA, y diversas organizaciones de BUSSCO y otros, se hicieron presente en las afueras de Casa Presidencial, donde se concretó la histórica juramentación de la primera mujer en ocupar este cargo como representante sindical.

Marta Rodríguez González ocupará, de forma interina, el cargo mientras el movimiento sindical realiza la escogencia de la terna para elegir a la o el representante definitivo a este importante cargo que fuera ocupado por el compañero Mario Devandas Brenes (QdDg).

Junta directiva de Undeca expresa su apoyo total a la compañera Martha Elena Rodríguez

La Junta Directiva Nacional de UNDECA, convocada el 8 de enero, con el fin de conocer la postulación de su Secretaria General Adjunta, Martha Elena Rodríguez, para asumir la representación temporal del Movimiento Sindical -ante la sensible pérdida de Mario Devandas Brenes-, resolvió por unanimidad:

  1. Reconocer las capacidades y aptitudes de la compañera, su compromiso con la clase trabajadora, la defensa de la Caja y la justicia social.
  • Que la dirigente Rodríguez es una destacada trabajadora profesional de la Caja y dirigente sindical, quien cuenta con permiso sin goce salarial para dedicarse de lleno a atender las actividades sindicales en esta Organización.
  • Que como cotizante activa del Seguro Social, como costarricense y dirigente sindical cuenta con todos los derechos constitucionales para postularse a ocupar esta vacante.
  • Que la señora Rodríguez ha sido una mujer sobresaliente en las mesas de negociación de la Reforma de Pensiones de la Caja, Comisión de Salarios, la Mesa Multisectorial del Gobierno y diversas instancias institucionales. Además, ha destacado como participante en Conferencias de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), eventos latinoamericanos y de la Federación Sindical Mundial.

“La Junta Directiva de UNDECA agradece las diversas muestras de apoyo externadas a nivel nacional con la elección de la compañera Rodríguez en este cargo y estamos convencidos del excelente papel que desempeñará nuestra secretaria general adjunta por el bien de la salud del pueblo costarricense y en la toma de las mejores decisiones para dar sostenibilidad a la Caja Costarricense de Seguro Social”, indicó Luis Chavarría, secretario general de UNDECA.

Nombramiento temporal de Martha Rodríguez González en Junta Directiva de la Caja

La Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (UNDECA) informa sobre el nombramiento temporal por parte del Consejo de Gobierno de la compañera Martha Elena Rodríguez, secretaria general adjunta de nuestra organización, como miembro de la Junta Directiva de la Caja.

De esta forma, Rodríguez fungirá durante un período temporal (hasta que se nombre al miembro permanente) como representante del sector laboral sindical ante la Junta Directiva, en sustitución del compañero Mario Devandas, debido a su sensible fallecimiento días atrás.

Este nombramiento es esencial para que la Junta Directiva pueda llevar a cabo sus sesiones con la integración del quórum, tomando en consideración la emergencia nacional que atraviesa el país, producto del COVID-19.

Agradecemos a todas las personas que nos han externado su apoyo y reconocimiento, asimismo reiteramos el compromiso tanto UNDECA, como de nuestra secretaria general adjunta de llevar a cabo una labor transparente, bajo los más altos principios éticos para velar por las condiciones idóneas de esta insigne institución.

Rodríguez dará continuidad a los esfuerzos del compañero Devandas por garantizar la atención oportuna en materia de salud a todos los costarricenses, sobre todo en esta coyuntura de pandemia; velar por el uso eficiente de los recursos y aportar en la búsqueda de soluciones para dar sostenibilidad financiera a la Caja, así como estabilidad a todos funcionarios.