.

La clase política empresarial, la represión y criminalización a la ciudadanía. ¡Confirmado! Si alguien tenía duda del papel represivo y autoritario de la clase político empresarial en este país, con los recientes actos queda comprobado.


Las siniestras conductas antidemocráticas de diputados de la Asamblea Legislativa de los partidos Liberación Nacional, Unidad Social Cristiana, Partido Acción Ciudadana y otros, dictaminaron positivamente un inquisidor texto contra el derecho a huelga y la protesta social, son fiel reflejo de la decadencia de los dirigentes de los partidos políticos, que hoy, pretenden acallar el grito de protesta ciudadana, contra la corrupción, ineptitud, el saqueo, la impunidad, la evasión fiscal, el desempleo, impuestos regresivos y la exclusión social, entre otros.

El extremismo enfermizo de esta oligarquía violenta los convenios internacionales ratificados por el Estado costarricense, resoluciones de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos y los criterios emitidos en el memorándum técnico respecto al derecho a huelga de la Organización Internacional de Trabajo, OIT,

Queda totalmente claro que esta clase política sigue, lamentablemente, atentando contra el ESTADO SOCIAL DE DERECHO, emulando a partidos políticos criminales de la derecha mundial, cómplices del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y toda esa élite empresarial.

Es repudiable e inaceptable que en el centenario de la OIT se pretenda disolver sindicatos, acabar con el derecho a huelga y criminalizar la protesta.

Llamamos a la clase trabajadora y al pueblo costarricense a defender el derecho a huelga y la protesta ciudadana sin libertad de pensamiento y manifestación no habrá democracia.

Última modificación: 24 de mayo de 2019 a las 11:47
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.