“Lavandería es una bomba de tiempo”


Múltiples órdenes sanitarias emitidas por el Ministerio de Salud y recomendaciones del INS, desde el 2005, han planteado a las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social, CCSS, que tanto el tanque de gas como el ducto de ropa sucia sean reubicados urgentemente a un lugar seguro, sin que hasta la fecha hayan hecho absolutamente nada.

Peligra la vida de trabajadores

Desde el 2008 tanto el Ministerio de Salud como el Cuerpo de Bomberos de Costa Rica y el INS, vienen advirtiendo sobre el inminente peligro que representa la ubicación actual del tanque de gas que se utiliza para el equipo de lavado y planchado de ropa, con la posibilidad inminente de una explosión que provoque una tragedia que afecte gravemente tantos a estos centros hospitalarios como la vida de trabajadores y pacientes que se encuentran en estos lugares.

Por estos motivos el Ministerio de Salud, hace unas semanas, emitió una nueva orden sanitaria dando un plazo de 30 días, a las altas autoridades de la institución, principalmente a la ingeniera Dinorah Garro, gerente de logística de la Caja, para que este tanque de gas sea trasladado a un sitio seguro que cumpla con la normativa de almacenamiento de combustibles.

“Hemos realizado innumerables acciones para resolver estos problemas, hemos firmado acuerdos con las autoridades de la Caja desde hace más de seis años que han sido irrespetados y si ocurre una desgracia será responsabilidad de las máximas autoridades de la Caja.”, dijo Luis Chavarría Vega, Secretario general de UNDECA.

Esta lavandería brinda servicio, las 24 horas a los hospitales San Juan de Dios, Blanco Cervantes, de Niños, de la Mujer, Chacón Paut y hospital de Heredia, sumando 22 mil kilos de lavado de ropa diaria con un costo muy bajo para los centros hospitalarios de ¢550 el kilo.

UNDECA, reconociendo la relevante función que realizan los y las trabajadoras de esta lavandería, ha venido realizando ingentes esfuerzos, con el apoyo del personal, inclusive hasta con paros laborales, para exigir que se mejoren sustancialmente además la planta física, los equipos de trabajo y se dote de mayor personal, sin embargo pareciera que otros intereses de carácter privado prevalecen antes de modernizar esta importante planta industrial.

La administración de la lavandería se comprometió nuevamente a resolver la situación pero si no hay una respuesta clara y contundente este viernes 6 de setiembre, como se comprometieron a hacerlo, tanto los y las trabajadoras como la dirigencia de UNDECA estarían llamando a un paro de labores la próxima semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>