Trabajadoras defendieron su trabajo


Dos trabajadoras de la empresa que recién asume la concesión de aseo y limpieza en el Hospital de Heredia, Corporación González y Asociados S.A., fueron “despedidas” por supuestamente no aprobar el periodo de prueba de 8 días, aunque ambas cuentan con más de cinco años de experiencia en el puesto cuando laboraban con la empresa que tenía la concesión anteriormente.

Las trabajadoras despedidas hace dos días lograron que se suspendiera el procedimiento gracias al respaldo sindical de la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social, UNDECA, y de la Unión Nacional de Trabajadores y Trabajadoras, UNT.

Este jueves 8 de setiembre de 2016, en la oficina del Jefe de Asuntos Generales del Hospital de Heredia, Manuel Segura, se reunieron representantes del hospital, trabajadoras, por la empresa su Gerente General Manuel González Arias y por supuesto los representantes sindicales, Elizabeth Centeno y Guillermo Keith de UNDECA y Edgar Morales de UNT.

“La empresa rectifica sobre el despido de las trabajadoras, ambas son reinstaladas en su puesto.”, indicó Guillermo Keith de UNDECA.

El representante sindical agregó que “además se acordó pagar un bono de ¢7.500 semanales a los trabajadores y trabajadoras que laboran en la jornada de 6:00 a.m. a 2:00 p.m., por la diferencia salarial con relación a los demás trabajadores. Queda claro que al rotar o variar de horario el bono lo reciben quienes cumplen ese horario.”

Un triunfo de organización y lucha

Desde la intempestiva salida de la anterior empresa y el ingreso de la nueva, a los trabajadores y trabajadoras se les sometió a un gran estrés por la incertidumbre creada por las empresas y las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Cuando la Contraloría General de la Republica, CGR, rechazó la licitación concedida a VMA para continuar con la venta del servicio de aseo y limpieza en el Hospital de Heredia, la empresa NO informó debidamente a los trabajadores y trabajadoras de ninguna forma sobre su salida del centro hospitalario. A esto se sumó que la empresa a la concedieron la licitación por tres meses buscó de inmediato a los trabajadores con el fin de contratarlos y continuar laborando en Heredia.

La incertidumbre creada, y el hostigamiento por parte de una representante de VMA para que a menos de 24 horas de abandonar el hospital pusieran su renuncia, hicieron que los trabajadores se angustiaran por la posibilidad de quedar sin empleo. “Esto es un juego con la necesidad de las personas, un juego con el arroz y los frijoles de más de 160 familias, es injusto y una agresión al ser humano y la Caja tiene una gran responsabilidad por no tener directrices claras sobre cómo las empresas concesionadas deben tratar a sus trabajadores en estos casos.”, dijo el Lic. Manuel Hernández, asesor legal de UNDECA.

La lucha continuará

En relación a la forma como se dio la desvinculación de la empresa con la CCSS, el despido o renuncia forzada de los trabajadores y el no pago de la cesantía por parte de la empresa VMA, la situación no termina.

“Cuando una empresa gana una licitación para vender servicios a la CCSS recibe el pago de TODAS las garantías laborales a los trabajadores y trabajadoras. En este caso la empresa asume erróneamente que por la “renuncia” de los trabajadores no debe cancelar la cesantía, ya que la CCSS, o sea TODOS los costarricenses, le pagó el importe por cesantía a la empresa cuando asumió la concesión. La empresa recibió ese dinero por concepto de cesantía de trabajadoras con más de 3, 5, 10, 15 o más años y debe pagarlo. Es algo que tanto UNDECA como la UNT estamos estudiando legalmente para luchar por ese dinero que le pertenece a las trabajadoras.”, indicó Guillermo Keith.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>