Aumentan muertes por causa cardíaca


A principios del año 2015, la Dra. Bogantes Ledezma denunció en la Asamblea Legislativa, que más de cien personas que estaban en la lista de espera de un cateterismo cardíaco del Servicio de Cardiología del Hospital México, lamentablemente fallecieron.

El cateterismo cardíaco es un estudio diagnóstico o terapéutico utilizado para tratar obstrucciones en las arterias del corazón, mantener el flujo sanguíneo coronario, colocar implantes como marcapasos, cardiodesfribiladores, válvulas percutáneas, entre otros.

La Asamblea Legislativa constituyó una comisión especial que investigó esta denuncia, que finalmente recomendó la destitución de la Gerente Médica y otras autoridades del Hospital México.

No obstante pese a la gravedad de los hechos denunciados, esta recomendación de la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa fue totalmente ignorada por la Junta Directiva de la CCSS.

Cualquiera pensaría que a raíz de esta crítica situación, las cosas debieron mejorar en el Hospital México. Por contrario, lejos de contener la mortalidad de los pacientes del Servicio de Cardiología, la cantidad de personas que fallecieron en los últimos tres años, después de aquella denuncia, aumentó significativamente.

El seguimiento epidemiológico de los pacientes que estaban en lista de espera de un cateterismo cardíaco de este Servicio, evidenció que murieron 130 personas más, después de la denuncia presentada hace tres años, de las cuales 103 tienen causa de muerte cardíaca.

La nueva lista de estas personas fallecidas la tenemos rigurosamente respaldada, con los correspondientes certificados extendidos por el Departamento de Registro Civil, que acreditan que la causa directa de muerte es de naturaleza cardíaca, cuya denuncia formalmente se estará presentando en el Ministerio Público.

No podemos dejar de recordar que las patologías cardíacas constituyen la principal causa de muerte en el país, por lo que la prestación de los servicios debe ser oportuna, eficiente; que cuando se trata de pacientes que necesitan una intervención quirúrgica o un cateterismo cardíaco, la atención debe ser urgente, inmediata, para salvaguardar su vida.

La nueva situación ocurrida es muy seria, una dolorosa tragedia, por lo que demandamos la inmediata intervención del Hospital México y una investigación rigurosa, profunda, que llegue hasta las últimas consecuencias.

Con la finalidad que se garantice la objetividad de la investigación que estamos demandando, se deben aplicar las medidas cautelares pertinentes, de manera inmediata y determinar la responsabilidad administrativa que corresponda de los funcionarios que, en definitiva, se determinen culpables.

¡Ni una sola más muerte injusta que quede impune!

San José, 16 de marzo 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>