Devandas: La sociedad debe participar

Los problemas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) son tan grandes y complejos, que no los puede resolver ni el Gobierno ni la junta directiva, si no es con participación de la sociedad costarricense, alertó el economista Mario Devandas, quien se está estrenando como nuevo directivo de la entidad en representación del sector laboral.

A 15 días de haber iniciado funciones la nueva directiva de la CCCSS –integrada por tres representantes del Gobierno, tres del sector patronal y tres del laboral−, Devandas dice que ya inició el trabajo que se ha impuesto de hablar con gremios de trabajadores, médicos, empresa privada, partidos políticos y otros sectores de la sociedad, “a ver si es posible concitar voluntades para lograr unas acciones que nos conduzcan a empezar a establecer las bases, para resolver los problemas de la Caja”.

No existen “soluciones mágicas” para la problemática de la Caja, que afecta a toda la población, incluidos 52.000 trabajadores del sector salud, señaló Devandas, tras analizar por años la situación de la CCSS, una institución cuyo presupuesto equivale al 7% del Producto Interno Bruto (PIB) del país y que, solo en lo que respecta al seguro de salud, alcanza un billón y medio de colones anuales, acotó.

Hay muchos diagnósticos de los problemas de la Caja, pero estos no están bien definidos, considera el directivo. Por ejemplo, cuando se habla del problema financiero, algunos ponen énfasis en la morosidad de las empresas privadas, otros en la deuda del Estado −que ya va por ¢700.000 millones aproximadamente−, o las cotizaciones de los sectores por cuenta propia. Pero, el problema financiero en el fondo es cómo financiar la CCSS y eso no está claro, asegura.

Estima que la CCSS es una institución aseguradora, que debe cobrar primas para asegurar de riesgos a la gente, pero no existe un plan de desarrollo, ni una planificación a 15 o 20 años plazo, y entonces no se sabe cuáles son los recursos que se necesitan. No hay una contabilidad de costos confiable, por lo que no se sabe cuánto están costando una consulta externa o un tratamiento, y por qué el costo es distinto de un Ebáis o un hospital a otro, siendo la misma Caja, señala el nuevo directivo.

Don Mario, en su opinión ¿cuáles son los problemas principales de la institución?

−Hay un problema financiero, obviamente; pero, básicamente hay un problema de financiación, sobre todo de la universalización del seguro de salud. Esto, porque los trabajadores que cotizan a través de planillas están aportando el 80% de los ingresos del seguro de salud, junto con las empresas, pero los trabajadores en planilla son el 26% de la población. Entonces tenemos un 74% de la población casi a expensas de la cotización obrero patronal. Ahí hay un problema en el modelo financiero, que hay que estudiar.

A su vez, el modelo administrativo de la Caja es obsoleto, y hay que modificarlo radicalmente. Hay también un problema de la cultura institucional en el trato a la gente. La gente se queja del trato que recibe. La cultura hospitalaria y el modelo de salud tienen que ser sometidos a una fuerte revisión.

¿No se puede afirmar entonces, como lo han hecho autoridades de la Caja, que se logró equilibrio financiero de la institución luego de la crisis del 2012?

−Ahí entramos en sistemas de información contable, financiera, estadística, que tienen que ser sometidos a una revisión, a fin de tener la información indispensable para tomar las decisiones que se requieren. Los sistemas de información no están integrados, no se ha podido establecer el expediente electrónico, lo que es inadmisible.

¿A qué atribuye esa situación?

−Obviamente ha habido un interés de las últimas administraciones políticas, por llevar a la Caja a esa crisis. Ha habido intereses para empujarla hacia la privatización. Si se oculta eso empezamos mal. Uno de los peligros es el interés de hacerse con el negocio de la salud, que es un negocio muy grande.

¿Los gobiernos han impulsado eso?

−Los gobiernos como un instrumento muy importante, a través de las presidencias ejecutivas. La gestión política de los gobiernos anteriores ha destruido todos los sistemas internos. Por ejemplo, el sistema de administración de recursos humanos, el sistema de administración financiera, el sistema de contabilidad.

¿Deliberadamente?

−Pareciera que lo han hecho deliberadamente, al colocar a personas que no se han preocupado por esto; algunas, quizás, sabiéndolo dejaron que las cosas pasaran.

¿Puede el nuevo Gobierno ayudar a corregir esa situación?

−Si un gobierno nos dice: “costarricenses, tenemos que pagarle tanto a la Caja, pero no tenemos los recursos, apoyen una reforma tributaria”, bueno, entonces los costarricenses vamos a tener una conciencia más clara de para qué se necesitan los recursos.

Pero si se ha venido ocultando esa deuda por maniobras inducidas desde el Poder Ejecutivo dentro de la Caja, entonces los costarricenses no tenemos el problema claro. Evidentemente sí hay una presidencia ejecutiva de la Caja con disposición de ponerse la camiseta para hacer las cosas bien hechas, y si la junta directiva une sus esfuerzos para que esto se haga, pues son actores muy importantes; pero lo cierto es que no basta con eso. Aquí los gremios médicos, de trabajadores de la Caja y de todo el país, las juntas de salud, las universidades, tenemos que unir fuerzas, definir bien los nortes y canalizar las energías para que podamos empezar a sacar la institución adelante.

¿Cómo lograr esa unión de fuerzas?

−En el momento que he sido electo, le he dicho a la gente que mi tarea es servir de enlace. Estoy desarrollando conversaciones con todos los sectores, empezando por los sindicatos, aquellos que me eligieron y aquellos que me adversaron, porque yo ahora represento a todos los trabajadores del país en la junta directiva de la Caja. Estamos impulsando ya un encuentro nacional de diversas organizaciones. Me he reunido con los gremios médicos, para ver cómo empezamos a concitar todas esas fuerzas y espero tener una reunión con la señora ministra de Salud, para conversar sobre esto.

El objetivo es tener un encuentro nacional sobre el tema de la Caja, donde se definan algunos temas y estrategias prioritarias, no solamente de decisiones técnicas y políticas, sino de acciones sociales. Si no hay una fuerza que impulse esos planteamientos, se van a quedar ahí, porque son demasiados los escollos que hay que vencer.

Quiero decir que en las conversaciones que tuve con el señor presidente de la República, fui muy claro en esto y él me dijo que contaba con el apoyo del Gobierno en esa línea de trabajo. O sea, que está anuente a impulsar una Caja basada en los tres principios de: servicio público, solidario y universal. En eso me pareció muy bien la posición del presidente y, bueno, vamos a ver.

Y ¿no es necesario remover mandos administrativos en la Caja, para que ahí las cosas realmente cambien?

−Ya hay un proyecto de ley en la Asamblea Legislativa para eliminar la presidencia ejecutiva de la Caja. Es satisfactorio que la actual presidente ejecutiva (María del Rocío Sáenz) está anuente a eso. Si esto se produjera, implicaría una restructuración completa de los mandos superiores de la Caja.

Aun no aprobándose esa ley −ya que es probable que tenga bastantes escollos que vencer en el parlamento−, pienso que la restructuración de los mandos superiores de la Caja es algo que se debe discutir, no para perseguir ni maltratar a nadie, sino simplemente porque esa estructura de la Caja es una macrocefalia casi impenetrable, que uno no sabe dónde empieza y dónde termina, ni cuáles son responsabilidades de unos y de otros. Ese es uno de los temas que hay que resolver. A algunas cosas hay que entrarles de inmediato, para tratar de apagar algunos incendios, pero los cambios en las estructuras van a ir dando sus resultados hasta en dos o tres años. Si alguien piensa que ya mañana la Caja empieza a funcionar bien, eso no es posible.

_____________________________
_Semanario Universidad
Miércoles, 02 de Julio de 2014 00:00
Escrito por Jorge Luis Araya_

Foto: UNDECA

Un comentario sobre «Devandas: La sociedad debe participar»

  • reinaldocuadra dice:

    creo q el nombramiento de mario en la junta directiva de ccss es el primer gran paso del gobierno por rescatar la caja ya q de conbtinuar el curso que le daban las juntas directivas la institucion hiba al avismo financiero del q nunca saldria,y es que es lo q buscaban algunos politicos y empresarios del pais,y algunos extranjeros q ven en le medicina la gallina de los huevos d oro.espero q rapidamente la asamblea legislativa apruebe el proyecto de ley sobre la presidencia ejecutiva,para poder despolitisar la ccs.luchemos por la institucion compañeros ni un paso atras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>