¿QUEDÓ CLARO EL MENSAJE?


Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo de 2013, miles de miles de trabajadoras y de trabajadores de diversos sectores se lanzaron a las calles para decir un no rotundo a las intenciones del gobierno empresarial de Laura Chinchilla Miranda de acabar con los derechos laborales y económicos de la clase trabajadora.

La Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social, UNDECA, junto a organizaciones sindicales clasistas, bajo la bandera de la Federación Sindical Mundial, FSM, se unieron a sindicatos del magisterio nacional, del sector privado, estudiantil, de mujeres, etc, marcharon en conmemoración del Día Internacional de la Mujer en defensa de los derechos laborales seriamente amenazados por las políticas neoliberales tanto de empresarios como de algunas organizaciones que se hacen llamar sindicales y que le hacen el trabajo sucio al gobierno en contra de los intereses hasta de sus mismos agremiados.

Esta nefasta política pretende eliminar derechos económicos ganados en la lucha durante los últimos 50 años en el sector público para equipararlos a las condiciones económicas del sector privado que no para tan siquiera el salario mínimo de Ley, que le adeuda a la seguridad social miles de millones de colones de cuotas obrero-patronales y que permanentemente despide a trabajadores y trabajadoras que deciden sindicalizarse.

Para ello cuenta con el apoyo incondicional de los medios de comunicación comercial y de algunos “sindicatos” que se prestan apara atacar y poner a trabajadores contra trabajadores.

La multitudinaria manifestación de este 8 de marzo, ha dejado claramente reflejado que existen sindicatos clasistas que defienden los derechos laborales y otros, que se hacen llamar sindicatos. Mientras en las afueras de Casa Presidencial miles de mujeres y de hombres, y sus organizaciones, exigían respeto a sus derechos, otros estaban en el interior de la casa de gobierno poniéndose a las “ordenes” de representantes gubernamentales para que este “llegue limpio” a la próxima sesión de la Asamblea de la OIT en Ginebra.

Todos los sindicatos clasistas que marcharon este 8 marzo dejaron en claro que si el gobierno insiste en continuar con su política de eliminación de derechos laborales y económicos en la Caja Costarricense de Seguro Social, CCSS, en el Magisterio, en los muelles, o en otras instituciones, se lanzarán a una huelga general. APSE, ANDE, SEC, UNDECA, UNT, SINTRAJAP, SIROCIMECA, entre muchas otras organizaciones sindicales, consecuentes con la defensa de la clase trabajadora, dejaron en claro que no permitirán que los derechos laborales y económicos sean eliminados ni mediante una Ley ni ninguna otra artimaña.

Estas políticas antilaborales afectan directamente a las mujeres y sus familias, que son mayoría en el sector público, pero que además de no ser valoradas debidamente, serán afectadas por la eliminación de derechos. Ante esto UNDECA se manifestó porque:

1. Las inhumanas definiciones sociolaborales que impulsa, sobre todo el capital financiero en contra de la clase trabajadora costarricense, intentan la anulación indiscriminada de sus derechos, son dirigidas estratégicamente por una élite de poder económico y político que opera desde las más altas esferas del Estado costarricense.

2. Las políticas públicas neoliberales representan una amenaza para la subsistencia digna de la clase trabajadora, compuesta en su mayor parte por mujeres y que en Costa Rica se excluyen de manera sorprendente e ilógica, por parte del sistema político-corrupto, de la participación democrática y efectiva en la toma de decisiones.

3. En su contexto, el gobierno de Costa Rica incluyendo los diferentes poderes de la República, no promueven y por el contrario desaprueban y obstaculizan iniciativas en contra de la inequidad y desigualdad de género, ocasionando por acción u omisión el avance de los diversos y elevados índices de agresión en contra de las mujeres.

4. La mujer costarricense ha sufrido constantemente de exclusión y desigualdad en relación con los derechos al empleo, al salario digno, la educación y la salud, siendo este último en la actualidad severamente vulnerado tanto en la prevención como el tratamiento de la enfermedad. Provocando altos índices de mortalidad por cáncer de cérvix y de mama, sin que los sucesivos gobiernos de Liberación Nacional y la Unidad Socialcristiana pasen de las palabras a los hechos para corregir su ineficiencia en el combate de los mismos.

___________________________
Video de Undeca TV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>