XVII Congreso de la FSM: “Conclusiones”


Celebrado en Durban, Sudáfrica del 5 al 8 de octubre con la participación de más de mil doscientos delegados de ciento once países en el que hicieron sus aportes interviniendo en el Congreso una cifra superior a los cien delegados, se eligió a su nuevo Consejo Presidencial, al compañero Mzwandile Makwayiba del COSATU Sudafricano como su Presidente y se ratificó al compañero George Mavrikos como su Secretario General.

De entre los delegados cerca de una tercera parte eran entusiastas mujeres, más de las dos terceras partes provenían del sector privado y cerca de una tercera parte del sector público.

El Congreso se desarrolló en un contexto caracterizado por las agresivas posiciones de las fuerzas de derecha lideradas por el imperialismo estadounidense incrementando las sistemáticas violaciones de los derechos laborales.

El injusto y cruel orden económico internacional que impera, el neoliberalismo, se evidenció en el congreso, ha conducido a un triste panorama con elevados niveles de pobreza y un dramático panorama para los migrantes que en cantidades cada vez mayores huyen de las crisis humanitarias que las políticas imperiales han provocado en sus países.

Constituyen estas realidades – se constató en el Congreso – permanente reto que requerirá de una articulación cada vez más unida y eficaz para hacer prevalecer la justicia social.

George Mavrikos presentó el Informe de la FSM 2011-2016 centrándolo en otros lemas del propio Congreso: por el logro de las necesidades contemporáneas de la clase trabajadora; por la emancipación de los trabajadores; contra la pobreza y las guerras generadas por la barbaridad capitalista.

La situación mundial, expresó, es de una profunda crisis económica y del sistema capitalista que está suponiendo multitud de muertes para los trabajadores, incluyendo, entre ellos, a los emigrantes criticando duramente la agresividad imperialista que pone en una situación muy difícil a la gente sencilla.

Entendía que una de las prioridades de la FSM era la defensa de los inmigrantes y refugiados que habían llegado a esta situación gracias a las guerras imperialistas y a la explotación de los recursos naturales.

Por eso, manifestó Mavrikos, el primer deber del anterior Congreso fue el desarrollo de las luchas recordando las protagonizados por la FSM en la India, en México, en Colombia, Ecuador, Paraguay, Sri Lanka, Turquía, Bangla Desh, Francia, Grecia, etc.

Se pronunció duramente contra el sindicalismo amarillo de la CSI por ser antidemocrático y colaboracionista explicando su papel oscurantista en el seno de la OIT o frente a las guerras y, finalmente, pidió desenmascarar a las ONG’s que actúan contra los intereses de los trabajadores y de los pueblos e hizo un llamado a la juventud para que confiaran en la clase obrera.

El recién reelecto Secretario General de la FSM expresó su optimismo en la FSM ratificando su carácter antimperialista y anticapitalista precisando tener la esperanza de arribar al 18 Congreso con más de cien organizaciones sindicales afiliadas. Mavrikos subrayó, asimismo, la historia de luchas del movimiento obrero sudafricano, así como elogio la organización del evento a cargo de la Central Sindical Sudafricana: COSATU.

El Congreso decidió incrementar el número de los miembros del Consejo Presidencial atendiendo al crecimiento de las organizaciones afiliadas a la FSM. Los integrantes de América Latina y el Caribe casi se duplicaron pues de ocho ahora son catorce al elegirse este órgano de dirección de la FSM por votación directa y secreta en una de las sesiones del Congreso.

Sdumo Dlamini, presidente de Cosatu, anunció la decisión de la organización de entrar como miembro a la FSM ya que esta era su referente natural, recordando el origen bajo el régimen del apartheid y sus luchas contra el régimen racista; la riqueza de esta tierra y de la que no disfrutan ni los pobres ni los trabajadores.

Otras organizaciones sindicales de “Nuestra América” fueron aprobadas entre las que se encuentra la Oil Field Workers Trade Union (OWTU) de Trinidad y Tobago de destacada influencia en el movimiento sindical caribeño por su rica historia de luchas.

CaribeJacob Zuma, presidente de Sudáfrica, se dirigió al Congreso recordando la solidaridad de la FSM en su apoyo contra el apartheid y diciendo que Mandela se hubiera sentido muy orgulloso de acoger este evento. Hizo propio el lema “Lucha, internacionalismo, solidaridad” y recordó las palabras de Marx sobre que los trabajadores nada tienen que perder, solo sus cadenas. Entendía que el capitalismo ha creado una crisis dentro de sí mismo.

Recordó a la clase trabajadora sudafricana como protagonista de una de las mayores luchas y que este Congreso se celebraba en plena crisis del sistema y que la recuperación económica no era segura.

Informó de la propuesta de China y Sudáfrica en el G-20 para nuevas políticas macroeconómicas que busquen la igualdad entre países la cual no fructificó, y reconoció que se están produciendo cambios importantes en las actividades laborales en las que no se tiene en cuenta la voz de la clase trabajadora. Terminó con un llamado a la unidad de la clase trabajadora para ser más efectivos. El secretario general del Partido Comunista de Sudáfrica (SACP), Blade Nzimande, también hizo una intervención especial en el plenario.

El XVII Congreso de la FSM fue clausurado en el Curries Fountain Stadium, lugar donde fue fundado COSATU después de haber desarrollado un combativo y colorido desfile por las calles de Durban.

El anterior resumen no logra reflejar el positivo ambiente generado en el XVII Congreso Sindical Mundial por los militantes sindicales sudafricanos con sus bailes y canciones arraigados en su rica cultura, la riqueza de los análisis, la combatividad de los participantes reflejado en su voluntad de continuar haciendo crecer la influencia de la FSM en defensa del sindicalismo clasista y en fin, el aliento aportado al esfuerzo común de las organizaciones afiliadas y amigas de la Federación Sindical Mundial por la defensa de los derechos de los trabajadores que representan y la determinación de transformar las injustas sociedades que los oprimen.

¡VIVA LA CLASE TRABAJADORA DE TODO EL MUNDO!
¡VIVA LA FEDERACION SINDICAL MUNDIAL!
¡VIVAN LAS ORGANIZACIONES LEALES A LOS PRINCIPIOS DE ORGANIZACION Y LUCHA CONTRA EL CAPITALISMO Y SU MODELO NEOLIBERAL!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>