UNDECA firme y consecuente en la defensa de la salud del pueblo

UNDECA FIRME Y CONSECUENTE
EN LA DEFENSA DE LA SALUD DEL PUEBLO

“Los hombres honrados han de volver la pluma al corazón y clavársela en el con mano fuerte, antes de ponerla en el papel traidor manchado de mentira”
(José Martí)

En un reciente artículo titulado “La Caja y el chorizo de mezclar lo público con lo privado”, publicado en el Diario Extra, el 30 de mayo último, pluma en ristre, Albino Vargas, dejando de lado cualquier disimulo, lanza sus dardos contra los trabajadores, trabajadoras y los sindicatos de la Caja Costarricense de Seguro Social, CCSS. Si no fuera porque conocemos su oficio, cualquiera pensaría que ese artículo fue redactado por algún amanuense de otro reconocido periódico nacional, que desde su página editorial, regularmente derrama su cicuta contra la institucionalidad de la Caja y la integridad de sus trabajadores.

En ese artículo, el señor Vargas afirma que los sindicatos de la Caja hemos sido cómplices por omisión, “para decirlo lo más suavemente posible”, de las situaciones irregulares que han estado sucediendo, “ante los ojos de prácticamente todas las agrupaciones sociolaborales y profesionales que tienen vida al interior de la Caja.”. Esta afirmación es absolutamente falsa.

Por lo menos, en lo que a UNDECA compete, la organización que representamos ha mantenido una lucha permanente y activa contra la evasión y morosidad pública y privada, el despilfarro, la privatización, la corrupción y el deterioro de los servicios de salud.

Nuestras acciones en este campo, más allá de la retórica panfletaria, se han concretado en un sinnúmero de denuncias, en diferentes instancias. Solo a manera de ejemplo, en lo que llevamos de este año, el Ministerio Público tramita cuatro denuncias penales que presentamos contra funcionarios de gobierno, autoridades y exfuncionarios de la Caja, por situaciones que comprometen los recursos financieros institucionales y la legalidad de la actuación de esas autoridades.

En la sede constitucional, establecimos varios recursos de amparo, en la Defensoría de los Habitantes se tramitan varias denuncias por el sustancial deterioro de los servicios y en la Contraloría General de la República otra denuncia más.

No fue precisamente por complicidad, que recientemente denunciáramos la presa de 180.000 citologías, el conflicto de intereses en Radioterapia del Hospital México y en estos días, el reprochable retraso en las pruebas de mamografía. Hemos luchado activamente junto a las comunidades por la construcción de hospitales, CAIS y EBAIS (Tomás Casas, Heredia, Alajuela, Cañas, Siquirres, entre otros) por más personal para hacer frente a las necesidades de la ciudadanía y por equipos médicos, etc.

Si la organización de don Albino ha sido indolente, cómplice de esas graves situaciones, que expíe su propia culpa, pero que no se arrogue la representación de otras organizaciones y trate de enlodar el papel que este sindicato, que de manera consecuente ha asumido, en resguardo de los intereses económicos y la moralidad institucional, la lucha en su defensa.

Por otra parte, don Albino plantea que los sindicatos se han dedicado a defender intereses corporativos, a merced del interés público, cuyo artículo concluye con una sentencia que estarán aplaudiendo algunos empresarios y los grupos de interés que desangran la institución: “Ha llegado la hora de hablar claro de todo esto: La Caja es del pueblo no de los sindicatos.”

En la lógica mesiánica de su discurso los sindicatos se han apropiado de la institución, por lo que no queda otra alternativa que no sea rescatarla, cuya misión salvadora le fue revelada a don Albino.

La diatriba del señor Vargas es temeraria. Los derechos que los trabajadores han conquistado, ha sido resultado de procesos de negociación, cuya justicia, legalidad y razonabilidad están fuera de toda discusión y que en lo absoluto, han significado un menoscabo de los recursos públicos destinados a la prestación de los servicios. No obstante que la organización de don Albino tiene una exigua afiliación de trabajadores en la Caja, ha participado en esos procesos, cuyos resultados ahora seguramente deploran.

Pero hay algo que ha sido eje transversal, una constante histórica en la actuación de nuestro sindicato, que nadie nos puede cuestionar: por sobre todo, siempre hemos antepuesto los intereses de la salud de la población a cualquier interés gremial. La defensa del régimen público de la seguridad social, ha sido nuestra hoja de ruta, en cuya lucha nunca hemos cedido, ni vamos a ceder.

UNDECA ha sido y continúa siendo un firme defensor del bienestar y la salud del pueblo costarricense.

Martha Rodríguez González
Secretaria General Adjunta de Undeca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>